24 de noviembre del 2017

 

EN VARIAS ocasiones, en este mismo espacio hemos comentado el gran problema que se genera en el campo mexicano, por la desatención que han tenido los campesinos de todo el país, a tal grado de que el ejido se fue perdiendo y las pocas propiedades que existen no están produciendo lo necesario ni para el consumo nacional.

 

Y es que desde hace tiempo, los campesinos de México, fueron olvidados, luego de que los principales líderes agrarios fueron desapareciendo sin que nadie continuara con el compromiso de reivindicarlos.

 

Señalamos, de esta manera, en diversas ocasiones, como los hombres del campo, han sido importantes protagonistas de la historia de nuestro país, al grado de que tanto en la revolución de la independencia, como el movimiento social de mil novecientos diez, fueron los campesinos, los primeros que se formaron en la fila de los soldados que defendieron la patria.

 

Desde luego, que para su incorporación a las tareas de la defensa nacional, hubo, en principio el ofrecimiento de resolver su problema agrario, en tiempos de la independencia, de otorgarles la tierra que fuera suficiente para que la trabajaran. Luego vino la Revolución mexicana, donde nuevamente aparecen los hombres y las mujeres que como auténticos revolucionarios fueron a la lucha, dándoles a cambio la esperanza de que más tarde la tierra les sería devuelta, pues en estos tiempos, ya eran los grandes terratenientes quienes poseían la mayor parte de la tierra agrícola del país.

 

Luego vino la repartición de la tierra, donde la reforma agraria no cumplió con todos las expectativas, pues se dio la tierra a los campesinos, pero se le negaron los apoyos suficientes para hacerla producir y si de alguna manera se sostuvo por largo tiempo esta condición en el campo, fue porque las tierras por sí solas producían bastante, por tratarse, en muchos de los casos, de tierras vírgenes con gran potencial productivo.

 

Pero son los tiempos en que nadie se preocupa por los campesinos de México, especialmente los de Veracruz, pues hasta la organización campesina, creada por Ursulo Galván, y otros tantos destacados líderes agrarios, conocida como Liga de Comunidades Agrarias y Campesinos del Estado, ha desaparecido, prácticamente, al no tener una representatividad, que encabece las justas demandas de los hombres del campo veracruzana, convirtiéndose, lamentablemente, en uno mas de los elefantes blancos que subsisten dentro de la entidad veracruzana.

 

Por eso, es importante que en varias ocasiones los Senadores de la República, tanto Pepe Yunes, como Héctor Yunes Landa, se hayan dedicado a fortalecer la producción del campo, bajando recursos y apoyos para los productores, principalmente, aunque el grueso de los campesinos de Veracruz, sigan abandonados a su suerte sin que nadie tome la batuta en serio para hacerles llegar los beneficios a que tienen derecho y la solución a muchos de sus problemas para poder trabajar con tranquilidad y producir lo que hace falta para satisfacer las necesidades de alimentación de este país y de este Estado.

 

Ha sido de gran ayuda la gestión legislativa y de mucho apoyos los beneficios conseguidos por los Senadores, quienes han recorrido el Estado de Veracruz, y conocen a la perfección las necesidades más urgentes, sobre todo, en los pocas tierras ejidales que quedan, puesto que con las reformas constitucionales que se ha realizado, los campesinos de México y de Veracruz, han ido perdiendo, poco a poco sus tierras y quedándose en muchas ocasiones, solamente, como jornaleros al servicio de otras personas con recursos económicos que pudieron comprar la mayor parte de la tierra ejidal para darles otro uso que no es el que corresponde al espíritu constitucional, como una recompensa que se les tenía que dar a los campesinos, por tener ellos el derecho a tener y vivir de una pequeña porción de tierra.

 

Pero aún así, las pocas tierras que han estado produciendo, también han ido desapareciendo, porque los trabajadores del campos, de manera especial los más jóvenes han tenido que emigrar a los Estados Unidos, donde les pagan mejor por trabajar en el cultivo de tierras ajenas, que procurar, aquí en México, trabajar en las suyas.

 

Ningún gobierno, ninguna organización campesina, como la CNC, han procurado cumplir con su compromiso y eso lo podemos ver en todas partes donde la tristeza cunde en el campo y sus hombres y sus mujeres, mueren de pobreza por no tener los recursos suficientes para producir sus propias tierras.

 

                                                ------------------------------

 

Y TODO ESTA BIEN, por cuanto al cumplimiento de compromisos con la gente del campo, pero hace falta apoyos necesarios para hacer producir la tierra, porque no se traga únicamente de posesión de la misma, sino del principal objetivo que es hacerla producir.

 

En ese sentido, recientemente, como ya lo habíamos citado, el Senador de la República, Héctor Yunes Landa, estuvo en el municipio de Medellín de Bravo, para cumplir con una demanda permanente de los campesinos de esta zona, al otorgárseles los documentos que avalan la propiedad y la tenencia de sus propias tierras.

 

El Senador Héctor Yunes, se refirió al empeño del gobierno federal por cumplir con el otorgamiento de escrituras a los beneficiarios de manera directa y en los propios núcleos agrarios. Dijo que “no se trata de números o solamente de títulos de propiedad sino de las muchas historias de personas que lucharon por este derecho, que a lo mejor ya no están aquí pero que pudieron beneficiar a sus familias; de niños y jóvenes que aquí habitan y que esta propiedad les va a permitir arraigarse a su comunidad. O de las mujeres que como jefas de familias hoy tienen la seguridad de contar con un patrimonio propio”.

 

A un costado de la Casa del Campesino, decenas de personas alzaron la mano hoy para recibir su título de propiedad. “Hoy ustedes gozan de la garantía de mejorar sus condiciones de vida, de seguir trabajando por darles un mejor hogar a sus hijos, que esto les permita acceder a otros beneficios de otros programas sociales, donde la propiedad es un requisito.”

 

Estos son avances significativos, pero siempre quedará pendiente la otra parte, es decir, el apoyo que será necesario siempre, para que las tierras entregadas y los espacios ganados por los campesinos, tengan algún día el debido cumplimiento de sus propios objetivos.

 

                                               -----------------------------

 

Y HABLANDO DEL SENADOR Héctor Yunes Landa, nuevamente, ha surgido su nombre como una posibilidad de alcanzar, nuevamente, la candidatura al gobierno de Veracruz.

 

En principio se ha machacado mucho este asunto, donde todo apunta que será Pepe Yunes, el hombre elegido para cumplir con la tarea de rescatar, para el PRI y para los veracruzanos, la gubernatura de Veracruz.

 

Sin embargo, casi en los últimos momentos que quedan, antes de que haya destape para la candidatura a la Presidencia de la República, las cosas vuelven a tomar otro rumbo, con el cual, sin duda alguna, seguimos insistiendo que pudiera tratarse de una mera estrategia para evitar que todos los golpes políticos que vendrán en la próxima contienda, pero que siempre comienzan, desde antes, en contra de Pepe Yunes.

 

Hay que recordar que entre los dos Senadores de la República, pertenecientes al PRI, hay acuerdos solidarios y los cuales se cumplirán, como luego se dice, al pie de la letra. Entonces, no hay más que esperar lo que ya se ha dicho siempre.

 

                                               -----------------------------

 

Y EL LUNES, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.