12 de julio del 2017

Un joven atiende la vulcanizadora del Mái, en un modesto negocio de tablones que se pierde entre las fastuosas construcciones de la carretera Xalapa-Veracruz, justo antes del retén de Las Trancas, frente al moderno edificio de cristales de la KIA y bajo la sombra de la Torre “El Olmo”, en un páramo polvoso que se pierde a la vista de los conductores.

Es mayo, el Mái no está y un joven atiende a los clientes. ¿Dónde anda el Mái? Anda en campaña jefe, contesta el joven mientras hunde la llanta en un agua lodosa para ubicar la fuga.

El Mái, créalo, es famoso. Son innumerables los camioneros y conductores que pasan frente al negocio accionando el claxon para saludarlo. Él les devuelve un sonoro chiflido y los despide con una sonrisa sincera.

He ido varias veces a su vulcanizadora y aunque hay otra apenas unos cincuenta metros antes, no me da confianza pese a que cobran lo mismo. La primera vez que vi al Mái, él estaba sentado en un tocón leyendo un periódico rompiendo el lugar común pues no leía la policiaca, leía la página editorial y las columnas políticas. Curiosa estampa ver al talachero ensimismado, ajustándose los lentes con los cabellos cenizos que se confundían con el pardo ambiente.

Pero era mayo y el Mái no estuvo en su local, andaba encampañado. ¿En la campaña de quién? De MORENA, me contesta el joven que resulta ser su nieto. La mente, obviamente vuela y lo imagino echando porras detrás de un candidato. Acúsome de pecar. Acúsome que no le di mayor crédito. ¿Está apoyando a alguien? No, me contesta el joven, va como candidato a Regidor Uno en Emiliano Zapata, por MORENA. ¡Ah canijo! Sí jefe, bien canijo.

Jorge Alberto Mier Acolt, a menos que algo extraño suceda, será el alcalde electo de MORENA en el municipio de Emiliano Zapata. Del recuento de casillas de la pasada elección se reservaron un total de 101 votos y el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz tiene hasta agosto para terminar el estudio de los mismos, pero todo parece indicar que no habrá movimientos.

Mientras eso pasa, quien ya tiene asegurado su lugar como Regidor Primero es León Ramos, mejor conocido como “El Mái”. Pase lo que pase, León será Regidor. Es un verdadero triunfo de la democracia y el esfuerzo. Es, en síntesis, el ejemplo de que con esfuerzo y constancia se puede aspirar a otros estadíos de vida.

Faltan meses para que el Mái ocupe su puesto, pero mientras lo puede usted saludar y conocer en la vulcanizadora frente a la Kia.

El Mái, por cierto, y si por andaba con el pendiente, tendrá en sus manos decisiones importantes y trascendentes para la región como la introducción del Gasoducto Emiliano Zapata-Xalapa-Coatepec; otorgar permisos a desarrollos inmobiliarios; planificar y generar políticas públicas estratégicas que garanticen el abasto de servicios a un basto sector ciudadano que vive en Emiliano Zapata pero que hace su vida en Xalapa; hacer valer la Ley que impide las peleas de gallos y en materia de protección animal; y otras tantas decisiones coyunturales que concurrirán para que miles de veracruzanos tengan un futuro mejor… o no.

Por lo pronto el Mái no se inquieta. Vive la vida tranquila y sigue leyendo el periódico para enterarse de la vida pública. ¿Cómo le irá? Sólo Dios lo sabe, tiene finalmente el tipo de perfil que MORENA consideró en el Estado.

A primera vista parece un buen hombre. Ojalá le vaya bien, no solo por él, sino por el futuro que tiene en sus manos. Un futuro que atañe a los habitantes de Emiliano Zapata y, por la cercanía, a la de los xalapeños también.

@atticuss1910

atticusslicona@gmail.com