16 de junio del 2017

Mediante un comunicado fechado en Guatemala, que me hizo llegar el abogado defensor de Javier Duarte, Carlos Israel Velásquez Domínguez, se queja que el Ministerio Público de aquel país está retardando el envío de la solicitud formal de extradición al Tribunal Quinto de Sentencia Penal, que, recuerda, diplomáticamente el canciller Luis Videgaray solicitó que se otorgara, “de la manera más rápida posible”.

O sea, se entiende que a Duarte ahora sí ya la interesa que lo extraditen a México. No dice el motivo.

Osorio Chong sí defiende a las mujeres

¿Sabrá algo de lo que está pasando en Veracruz o lo dijo al tanteo?

Ayer, en su conferencia de prensa en Boca del Río, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, fue muy claro: “… tenemos que trabajar con la sociedad para formar una nueva cultura que quite de nuestro espectro cotidiano el que es normal insultar, lesionar o maltratar a la mujer”.

Se pronunció por “desterrar conductas machistas” y dijo que “hay que sensibilizar a los servidores públicos” sobre ello además de que comprometió al Gobierno del Estado al anunciar que el trabajo que se hará por la seguridad de las mujeres en Veracruz será ejemplo para replicarlo en otros estados.

El titular de la Segob vino para instalar una mesa de “alto nivel” (a ver sí es cierto) para definir acciones contra la violencia de género.

Por su parte, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dijo que le daba “un gran gusto” recibirlo porque venía a encabezar una reunión “acerca de la urgente necesidad de mejorar en todo el país, y particularmente en Veracruz, la condición de las mujeres, de evitar que sean víctimas de violencia, de evitar que sean víctimas de trato desigual”.

Demanda Cinthya cosas fáciles de cumplir

A propósito, durante una entrevista concedida a Teleclic.tv, la diputada Cinthya Lobato Calderón se pronunció por cosas muy sencillas. Por ejemplo, por realizar una serie de acciones que empujen y fortalezcan el sistema de transparencia al interior del Congreso local. 

Así también, por establecer un Observatorio Ciudadano a fin de que se dé seguimiento a las tareas que realizan los diputados locales, además de la aplicación de una auditoria externa que permita conocer con claridad el uso de los recursos públicos. 

Realmente no es nada del otro mundo. Nada que los diputados, tan ejemplares como son, no puedan cumplir. Todo fuera como ser transparentes, trabajar por quienes los eligieron y dar cuenta del dinero que les dan. Hasta se han de haber reído de Cinthya por demandar algo que ellos cumplen con mucho celo.

Por otra parte, la diputada informó que a los alcaldes que formarán los próximos gobiernos municipales se les invitará a participar en un Diplomado de Gestión Municipal a fin de orientar su actuación y que se les inculque la necesidad de ser transparentes en sus acciones como funcionarios públicos. 

Llamó a que todos los ciudadanos estén pendientes del trabajo que realiza su diputado, que les exijan cumplir con sus compromisos como trabajar para el beneficio social de su respectivo distrito. Tiene razón. Ella ya hizo su parte, ahora los veracruzanos deben hacer la suya. Deben exigirles a quienes eligieron para que cumplan con todas sus promesas de campaña, de otra forma esto no va a cambiar.

Por cierto, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso estatal, María Elisa Manterola Sáinz, rectificó y declaró que en sus reclamos y declaraciones, su compañera Cinthya Lobato Calderón “generalmente tiene razón”.

Hipólito y Américo, civilidad política

Pasaron las elecciones pero tal pareciera que continúan las campañas, pues el ruido, el escándalo mediático sigue acaparando los titulares de los medios, sin que alguno de nuestros políticos repare en los problemas que aquejan a Veracruz u ofrezcan soluciones.

En medio de la estridencia por el resultado de los comicios del domingo 4 de junio, hubo dos gestos alentadores de civilidad política, que hacen pensar que al menos en Xalapa el desarrollo de la capital y la obra constructiva del alcalde Américo Zúñiga Martínez no se detendrán con el cambio de estafeta.

La noche de ese domingo, tan pronto terminó la jornada electoral, el virtual nuevo alcalde, Hipólito Rodríguez Herrero, de Morena, en su primera declaración a la prensa señaló la necesidad de aprender a convivir y a respetarse con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, panista.

En lo que interpreto como reflejo de su madurez y de su formación como académico investigador, dijo que el país está entrando en una fase de pluralidad democrática en la que en cualquier nivel puede haber partidos de distintos signos “y tenemos que aprender a convivir y respetar las decisiones de la ciudadanía".

Habló del proyecto de cambio social que promueve su partido, que, dijo, predominará no sólo en todo el Estado sino en el país.

Pero tampoco se quedó atrás el alcalde saliente, Américo Zúñiga Martínez, priista, quien dijo que con toda anticipación expresó a su relevo que tan pronto como tenga su constancia de mayoría “voy a estar a sus órdenes para coadyuvar a fin de que el proceso de entrega-recepción de la administración pública municipal sea ordenado”. 

El munícipe recordó que de acuerdo con la legislación vigente, en los últimos meses del año deberán trabajar de forma conjunta el equipo entrante y el saliente, por lo que “estaré con él y con cualquier otro ciudadano xalapeño abierto a demostrar el estado que guarda la administración que presido”.

Américo hizo lo que debieran hacer todos los alcaldes salientes que tratan de complicar sus entregas: pidió dejar atrás las campañas electorales a efecto de llegar a la reconciliación de la sociedad.

“Este tipo de contiendas generan comentarios y señalamientos que llevan a la división social, la cual debe cicatrizar lo más pronto posible para ponernos a trabajar junto con las autoridades electas en lo que la capital veracruzana necesita”. 

Señaló que Xalapa requiere unidad, una democracia consolidada que pueda reunir las voces de la ciudadanía para enfrentar los grandes retos que tiene la ciudad, “porque los problemas no se resuelven con una elección, ni con un relevo administrativo, sino que se solucionan con una gran voluntad política y con ganas de hacer las cosas”. 

Consideró necesario trabajar con transparencia, honestidad y claridad en el manejo de los recursos; con eficiencia; “con la capacidad de atraer inversiones, y con la habilidad de gestionar recursos estatales y federales para atender las más sentidas demandas de la población”. 

No dejó de echarse una flor, que ojalá y sirva de acicate a Hipólito para que lo superé en el trabajo hasta ahora realizado. Afirmó que le heredará al próximo presidente municipal un gran reto, ya que Xalapa viene presentando muy buenas cifras en materia de desarrollo, crecimiento e inversiones.

Juan Carlos Molina, de los priistas que sí trabaja

Si los priistas hicieran lo que el secretario general de la Liga Agraria, Juan Carlos Molina Palacios, de atender y trabajar con los militantes de su sector, seguramente otra sería la situación ahora del otrora partidazo.  

El 8 de junio, pocas horas después de que recibieron sus constancias de mayoría, encabezó y llevó a 22 nuevos alcaldes veracruzanos a la Ciudad de México para entrevistarse con el dirigente nacional de esta organización campesina, Rubén Escajeda Jiménez, así como con autoridades de la Sagarpa y de la Secretaría de Economía.

Según se informó oportunamente, como resultado se establecieron acuerdos que permitirán "ganar tiempo" para obtener apoyos que requiere el campo para su desarrollo en los municipios que habrán de presidir.

Los alcaldes electos que asistieron fueron Jesús Antonio Picazo Gutiérrez, de Coyutla; Andrés Ramos Reyno, de Tamalín; Pedro Escamilla Jiménez, de Texcatepec; Abel Díaz Ponce, de Tempoal; Victoria Luis Calixto, de Tlachichilco; Joel Molina Rojas, de Acajete; y Sergio Fernández Lara, de Jilotepec.

También, Alejandro Lino Cruz Romero, de Las Vigas; María del Carmen Cantón Croda, de Comapa; Antonio Cruz Hermida, de Ignacio de la Llave; Felipe Pineda Barradas, de Acula; Pedro Luis Vergara Galo, de Amatitán; Francisco Molina Arrioja, de Carlos A. Carrillo; Pedro Montalvo Gómez, de Omealca; Abel Cuevas Palmero, de Otatitlán; y Christian Romero Pérez, de Tlacotalpan.

De igual manera,  Víctor Román Jiménez Rodríguez, de Naranjos Amatlán; Antonio Gómez Betancourt, de Ozuluama; Oscar Pimentel Ugarte, de Atoyac; Antonio Ramírez Itehua, de Astacinga; Gustavo Rosas Huerta, de Maltrata y Martha Tentzohua Sánchez, de Tlaquilpa.

Como se ve, no sólo Hipólito Rodríguez Herrero, de Morena en Xalapa, se ha puesto las pilas y ha comenzado a trabajar, sino que también Palacios Molina, del PRI, ha puesto en movimiento a los alcaldes de su sector. Por ahora, no se sabe de alguien más.