categoría

30 de junio del 2016

Una docena de mujeres embarazadas que acudieron la mañana de este miércoles a realizarse ultrasonido en la clínica de especialidades del Imss en la cojeas de Orizaba, se inconformaron dado el pésimo trato recibido por parte del personal.
De acuerdo con algunas de las afectadas, quienes solicitaron no revelar sus nombres a fin de no atraer consecuencias negativas durante su tratamiento médico, la mayoría permanecieron dos horas en la sala de espera del tercer piso del nosocomio, sin si quiera ser tomadas en cuenta.
Y es que una de ellas, explicó que el problema radica en que en cada clínica familiar se indicó a las mujeres que debían acudir en la fecha 29 de junio a especialidades y presentar su hoja de referencia, ello para que conforme fueran llegando se les asignara un turno para la realización del ultrasonido, esto e un horario de 8 de la mañana a 2 de la tarde.
"Llegué unos 5 minutos antes de las 8 de la mañana y ni siquiera estaban encendidas las luces, yo busque el apagador y las prendí, más tarde llegó la señora de la limpieza e hizo su labor, y ya bastante después empezaron a llegar las asistentes médicos pero ni siquiera nos tomaron en cuenta a más mujeres que para entonces ya estábamos allí desde hacía rato. Por allí de las 9:30 pasó una doctora que salió de donde hacen los ultrasonidos y nada más dijo que iba a checar a las de piso y se fue, mientras nosotras ya estábamos más que cansadas e incómodas esperando. Sobretodo quienes ya tenemos más de seis meses estábamos incluso ya molestas porque los bebes patean y se acomodan".
La mujer dijo que cansadas de que nadie les atendiera caminaron a la recepción del tercer piso, en donde les dijeron que tenían que hacer cita y no las iban a atender, situación totalmente contraria a la explicada en la clínica familiar del mismo instituto.
"Nos dijeron que no era así como nos habían dicho en la clinica y eso porque nosotras fuimos en montón a preguntar ya que una de las señoras que llegaron nos dijeron que a ella le habían hecho dar vueltas con la cita y que luego las daban hasta dentro de un mes. Consideramos que es una falta de respeto porque hay señoras ya casi al término de su embarazo y otras que venimos de municipios cercanos pagando pasaje para que nos salgan con que siempre no, además seamos honestos si el horario es 8am como es que esa seudo doctora sale hasta 9:30".
Acusaron además que mientras un grupo fue a preguntar qué pasaría con su atención, el resto permaneció en la sala de espera, a donde llegó una trabajadora social, quien en tono elevado les dijo que "a ver si ya van viniendo a cuando haya pasarela de embarazadas y se ponen a investigar que deben de traer el día que nazca el bebé, porque luego andan llorando que no tienen dinero ni para un jabón, pero eso si bien que se andan comprando la Coca Cola; y además acuérdense que aquí el acceso es restringido y nadie les va a poder pasar lo que ya deben traer desde antes"
Por lo anterior las mujeres insistieron en que no es posible que se les trate de esa manera pero sobretodo que haya tal nivel de desinformación y falta de comunicación entre las clínicas y el hospital de especialidades, sobretodo al argumentar que había casos de embarazo de riesgo que simplemente no pudieron pasar al ultrasonido.
"Y lo peor es que las asistentes ni siquiera te voltean a ver, te hacen sentir un animal o una cosa".
El llamado es a la delegación Imss VERACRUZ Sur para que tomen en cuenta que por tradición el hospital de especialidades en Orizaba, cuenta con personal especialista en el mal trato al derechohabiente.